Falcón ofrece de $200 a $500 a profesores universitarios en medio de una crisis de financiamiento público

El año 2018 es uno particularmente importante para la política latinoamericana: México, Colombia y Venezuela elegirán nuevo presidente. En el caso venezolano, las elecciones fueron adelantadas el 23 de enero por la plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente en su Decreto Constituyente de Acciones en Defensa de la Paz, la Democracia, la Soberanía e Independencia de la República Bolivariana de Venezuela. La tradición es que, en condiciones normales, las elecciones presidenciales se realizan en el mes de diciembre. El decreto de la ANC fijó como fecha el 20 de mayo próximo.

Nicolás Maduro Moros, presidente en funciones; Henri Falcón Fuentes, ex gobernador del estado Lara y Javier Bertucci, pastor evangélico, son los 3 candidatos que ocupan los primeros lugares en las encuestas, en un proceso electoral minado por la desconfianza en el sistema electoral y que no cuenta con la participación oficial de la Mesa de la Unidad Democrática y los partidos que la conforman. En este escenario, empero, salta una particular oferta electoral.

Propuesta$ de interé$

Después de anunciar su candidatura, el ex gobernador y ex alcalde de Barquisimeto, Henri Falcón, no tardó en presentar propuestas de gobierno y promesas de campaña. Junto a su asesor en el tema económico, el economista egresado de Harvard, Francisco Rodríguez, Falcón puso sobre la mesa un tema ya popular: la dolarización formal de la economía. Sin embargo, renombrados economistas y académicos se han mostrado escépticos ante la posibilidad de adoptar el dólar como moneda. Leonardo Vera, profesor titular de la UCV, describe el escenario de una dolarización a una tasa de 92 mil bolívares por dólar, en el cual “si la banca nacional destinara todo su activo para dar un sólo crédito, digamos a la construcción de la línea 5 del Metro de Caracas, éste cubriría nada más al 39% del costo total del proyecto”. Ricardo Hausmann, también economista y docente de la Universidad de Harvard, cataloga la dolarización como un espejismo.

Dentro de esa propuesta, Francisco Rodríguez hizo públicos dos imágenes vía Twitter donde se estipulaba el pago dolarizado para los docentes universitarios.  El documento explica que el profesor instructor a tiempo completo podría ganar $200 y un profesor titular $500. En comparación con el resto de la región, los salarios propuestos seguirán siendo de los últimos en la lista: en Colombia un profesor universitario gana entre 260 y $1.000, dependiendo de su experiencia y méritos. La comparación es aún más desalentadora cuando se hace con Chile, el país del sur que paga mejor a sus docentes: de 1.000 a 3.000 dólares al mes.

La viabilidad es quizás la interrogante más importante sobre el tema salarial en un gobierno de Henri Falcón. Según datos del informe de 2016 de la Educación Superior en Iberoamérica, en Venezuela hay 72 mil 825 docentes universitarios (el dato disponible más cercano es de 2013). Haciendo un cálculo de $350 dólares al mes, el Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria Ciencia y Tecnología necesitaría 25 millones de dólares al mes solo para pagar la nómina de docentes. El monto se traduce a 305 millones 865 mil dólares al año. Para contextualizar, solo en el mes de abril los pagos de la deuda externa en Venezuela ascendieron a 756 millones de dólares, según cálculos de la firma Rendivalores. La cifra implica que todo un año de paga para los docentes de las universidades del país representan apenas un 40% de los pagos de la deuda externa del mes de abril.

El salario actual de un profesor universitario depende de su escalafón. Según la Federación de Trabajadores y Trabajadoras Universitarios de Venezuela un profesor instructor a tiempo completo debe ganar 2 millones 813 mil 712 bolívares. Mientras que un profesor titular a tiempo completo debe ganar 3 millones 900 mil 467 bolívares. Siguiendo la lógica del cálculo usado para el salario en dólares, el salario promedio de un docente universitario es de Bs. 3 millones 357 mil. Calculando el dólar con la misma cifra que usó el economista Leonardo Vera, un docente gana 36 dólares mensuales. Con ese cálculo, de unos 31 millones 888 mil dólares para pagar la nómina al año, el Ministerio de Educación Superior debería aumentar su presupuesto en un 859% solo para poder pagarle a los docentes.

 

Por Daniel Acosta para Cotejo.